La situación se repite en Rosario, donde pacientes de Bolivia, Perú, Paraguay y Uruguay buscan clínicas y profesionales locales para realizarse cirugías cardíacas, oftalmológicas y estéticas, entre otras.
turismo en salud
Lolas. En medicina estética el implante de mamas es lo más demandado. (Foto: G. de los Ríos)

Unos 11 mil turistas extranjeros llegan al país cada año en busca de tratamientos médicos y estéticos. La situación se repite en Rosario, donde pacientes de Bolivia, Perú, Paraguay y Uruguay buscan clínicas y profesionales locales para realizarse cirugías cardíacas, oftalmológicas y estéticas, entre otras. Los motivos principales son la calidad de los médicos junto a la alta tecnología a costos más bajos que en sus países. Todo confluye para que la ciudad se convierta en una meca del turismo generado a partir de la demanda médica.

   El Ministerio de Turismo de la Nación está desarrollando un nuevo “producto” llamado Turismo de Salud, para lo cual se creó la Cámara de Instituciones Argentinas para la Promoción de la Salud (Ciapsa). De ella ya forman parte Buenos Aires, Córdoba y ahora intentan sumar a Rosario.

   En tanto, desde la Secretaría de Turismo local buscan generar paquetes que atraigan a los turistas para elegir a Rosario como una ciudad donde atenderse, y de paso disfrutar de la gastronomía, el paisaje ribereño y la hotelería.

   Según los datos nacionales, del total de los pacientes que llegan al país, el 67 por ciento busca tratamientos médicos y el resto procedimientos estéticos. “Las dos grandes ventajas que los extranjeros encuentran en Rosario es por un lado el alto nivel tanto de los profesionales como de la tecnología, y por el otro grandes ventajas económicas, ya que los beneficia el tipo de cambio”, explicó el subsecretario de Turismo de Rosario, Diego Paladini. Agregó que esta realidad “es una oportunidad para desarrollar el turismo local”.

   Según la Ciapsa, un 40 por ciento del segmento está orientado a cirugías plásticas y estética dental. Y el 60 restante a intervenciones traumatológicas, cardíacas y hemodinámicas. La cirugía estética cosmética, la bariátrica y la oftalmológica, además de los tratamientos de fertilidad, son las prácticas más buscadas por los extranjeros en Argentina y también en Rosario.

Ventajas. La diferencia cambiaria beneficia directamente a los extranjeros que eligen esta ciudad para realizar sus prácticas médicas. Según las cifras del Ministerio de Turismo de la Nación, un bypass cardíaco en Argentina cuesta casi 17 mil dólares, mientras que en Estados Unidos la misma operación sale 93.350 dólares, en Costa Rica 25 mil y en México 18 mil.

En lo que respecta a cirugías estéticas, una intervención para colocar una banda gástrica cuesta 9.500 dólares en el país, mientras que en Estados Unidos la misma práctica se valúa en 21.700 dólares. Un implante de busto, que en Argentina se cobra unos 2.850 dólares, en Estados Unidos cuesta 9.500 y en Costa Rica 3.250.

También en Rosario son más accesibles las cirugías traumatológicas. Así, un reemplazo de cadera puede costar 11 mil dólares en Argentina, en Estados Unidos 37.500; y en México 13.500.

Un implante dental en Argentina cuesta aproximadamente U$S 590 y en Colombia 1.700, mientras que en Estados Unidos lo mismo se valúa en 6 mil dólares.

Paladini explicó que la mayoría de los que llegan al país en el marco del turismo de salud son latinoamericanos de un alto nivel económico. “Vienen porque en su país no pueden hacerse estos tratamientos o porque no hay lugares específicos, también porque no hay turnos y buscan en los países cercanos algo similar a lo que les harían en Estados Unidos. Prefieren Argentina porque tenemos un nivel muy similar al del país del norte, pero con precios mucho más accesibles”, señaló Paladini.

Mercado emergente. Paladini destacó los beneficios que este nuevo producto podría tener para la región. Remarcó el trabajo de las agencias de turismo receptivo, que podrían armar paquetes para pacientes, así como el de la hotelería. “Hay que destacar que los pacientes siempre vienen acompañados y necesitan pasar un tiempo en la ciudad para reponerse”, amplió.

Como dato, sirve saber que en Buenos Aires, por ejemplo el hotel Hyatt cuenta con un piso sólo para personas que viajan por cuestiones de salud.

En los países limítrofes los seguros de salud ofrecen la alternativa de trasladarse a la Argentina cubriendo los pasajes del paciente y de un acompañante, además de ofrecerles quedarse unos días en el destino para recuperarse y realizar turismo recreativo.

El presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios y Hospitales Privados de Rosario, Eduardo Javkin, confirmó que la posibilidad de ingresar al circuito de Turismo de Salud es “interesante” para los prestadores locales.

Los beneficios para los efectores es notables. Los turistas no solicitan tratamientos o intervenciones a través de obras sociales, sino que pagan en forma particular. “Esto beneficia mucho a los médicos, que no tienen que lidiar con las mutuales y las obras sociales”, apuntó Paladini.

Además, no esperan que esto signifique un perjuicio para la atención médica local, sino que “dará más trabajo a los médicos de Rosario”, destacó.

Fuente: Diario LaCapital

Deja una Respuesta